lunes, 26 de noviembre de 2007

La Tinta, El Tintero y... la Serenidad

Miro a mí alrededor, tengo ganas de gritar mi nombre, de romper con todo.

Estoy harto de ser el primero, de ser el último, de quedarme en medio.

Estoy harto de ser yo mismo, de tener que aparentar siempre. Estoy harto de ti, de mí y de todos aquellos que me rodean; de aquellos que me dicen qué tengo y qué no tengo que hacer.

Estoy harto de los consejos, de la gente que no sabe hablar ni escuchar. Estoy harto de no encajar en ningún lugar, de que siempre me etiqueten.

Necesito alguien que me comprenda, no quiero compartir mis sueños porque ni siquiera son míos; no quiero compartir tus sueños porque no los entiendo.

Estoy cansado de que nada me salga bien, de que la mala suerte sea mi única compañía.

Quiero ir a algún lugar del que no pueda volver, quiero que la gente me olvide y que se acuerde de mí; que me engañe y que me diga la verdad.

Estoy cansado de mirarme al espejo cada mañana y sentir asco de lo que veo.

Quiero arrancarme los ojos para no ver nada, cortarme la lengua para no decir nada, cercenarme los oídos para no escuchar nada, quitarme la piel para no sentir nada.

Quiero desahogarme, quiero que me escuches y que me mandes callar.

Lo quiero todo y no quiero nada. Las dos caras de una misma moneda que no para de girar.

Quiero quedarme en la cama cinco minutos más...

1 comentario:

Vanesuki dijo...

A esto es a lo q comunmente se le llama "si es q no sabes ni lo que quieeeres"

Por cierto la ultima frase me ocurre todos los dias, pero la ultima vez q la cumpli acabe llegando 1 hora tarde al trabajo!!!

P.D. comprende q no soy capaz d escribir nada en serio... jajaja, la proxima vez intentare hacerlo :PPPP , los relatos son muy buenos.