domingo, 8 de marzo de 2009

La Tinta, el Tintero y... la Desilusión

Maldigo al sol que me ha pillado de nuevo abriendo el portal con el corazón en una bolsa y rebuscando en mis bolsillos, apartando lágrimas y suspiros, para agarrar las llaves que abren la puerta que me separa de ti, un amanecer más.

Mi propia sombra sigue señalándome como el culpable de todos mis pesares, aferrado a ilusiones estúpidas que se evaporan entre los humos y las copas, los sudores y las caricias, las idas y venidas que impone mi musa con el último cubata en la mano. Justo cuando no estoy mirando, el corazón se adueña completamente de la situación. Todo se descontrola y mi conciencia se atrinchera en el rincón más oscuro con una venda en los ojos porque ya sabe lo que me espera. Sin más ni más, me la vuelvo a jugar a una carta, sin ni siquiera ser consciente del palo que se está jugando, de las miradas que analizan cada paso. De manera inconsciente, evito aprender de mis errores, de las miradas cómplices que gritan a la desesperada que me estoy metiendo de lleno en una emboscada.

Cuando consigo darme cuenta, retrocedo todo lo que puedo, imponiendo una política de tierra quemada, guardando siempre las distancias. Domando, silla en mano, a ese corazón que intenta devorarme de un solo bocado. Veo tu sutil falta de conversación, y subo con todo el delirio salpicado de los espejismos que son capaces de transformar sentimientos en traición.

Una última calada a este tabaco que me mata con una total falta de convicción... giro la llave y súbitamente... la resistencia se quebró.

7 comentarios:

Henmex dijo...

pilla a tu sombra como peeter pan y bueno si puedes retuercele el pescuezo un ratico... sin matarlapero que aprenda con quien se las ve

MO dijo...

Joder, Juancho, tú, todas estas cositas ¿las guardas, verdad? quiero decir, que si alguna vez te da por eliminar el blog o algo similar ¿tendrás todo esto que escribes a buen recaudo, no? (¿recaudo existe o me lo acabo de inventar?).


Un beso, rey.


MO.

Juancho dijo...

Veré lo que puedo hacer, y si no se deja atrapar por las buenas. Espero que al menos caiga en alguna trampa... ;)

Un abrazo, Henmex.

Mmmmm pues ahora que lo dices... en cuanto llegue a casa me pondré manos a la obra.

Un besazo, MO.

De Angel a Hombre dijo...

Leyéndote se me vino una canción de Joaquín Sabina a la mente, dice más menos así:

Me lo dijeron mil veces, pero nunca quise poner atención…Cuando llegaron los llantos, estabas muy dentro de mi corazón… Te esperaba hasta muy tarde, ningún reproche te asía…Nada mas te preguntaba, era si me querías...

En la voz de la muchacha que la interpreta, se escucha mejor, la canción se llama “Y sin embargo te quiero”.

Bello escrito, un abrazo grande y afectuoso para ti desde Sudamérica.

Juancho dijo...

Bienvenido a La Tinta y el Tintero De Angel a Hombre. Muchas gracias por el comentario y por recordarme la canción. ;)

Me alegra que te haya gustado.

Un abrazo muy fuerte. :)

Anónimo dijo...

"(...)Mi propia sombra sigue señalándome como el culpable de todos mis pesares(...)"
WOO

Juancho dijo...

Bienvenid@ a la Tinta y el Tintero, Anónimo...

Me alegra saber que te ha gustado la entrada... o al menos una parte. ;)

Un abrazo.