miércoles, 14 de julio de 2010

La Tinta, el Tintero y... el Espolón

Hoy va de tinta que se seca sin contar nada más, de portazos que gritaban por siempre jamás adornados con un guiño al final, de sueños que se ahorcan en los péndulos cuyo tic tac marcan las horas en soledad, de sonrisas perdidas en las bodegas de un barco hundido junto a tesoros que ya no se podrán recuperar. Incluso de risas y abrazos de esos que no vienen a cuento, de días perdidos sin ningún sentido pero con el camino de vuelta a casa con el sabor del último cigarrillo.

También es de atardeceres eclipsados por historias que te hacen sonreír y nunca pronuncian una palabra de despedida, de cervezas bien frías sólo o en compañía, de perderse en sus ojos o de comprar una tontería para escuchar su voz y regresar otro día, de calles repletas de escaparates, tiendas y disfraces, de manos infantiles que juegan al burro sobre un puñado de miradas tristes, de canciones que desearías que nunca terminen, de pasar inadvertido cuando sabes de sobra que te está quitando la ropa con la mirada.

Y todo esto lo digo sobre una hoja en calma, cansada de tanto correr y nunca decir nada.

2 comentarios:

jordim dijo...

no está mal, nada mal :)

Juancho dijo...

Bienvenido a La Tinta y el Tintero jordim.

Me alegra que te haya gustado. :)

Pasa y ponte cómodo. ;D

Un saludo!