lunes, 18 de febrero de 2008

La Tinta, el Tintero y... el Poder

Atención: Relato Corto.

Jamás pensamos que esto pudiera llegar a ocurrir, ni los guionistas más febriles imaginaron tan macabra historia de terror... pero esto es REAL.

No sabemos muy bien cuando comenzó, al principio fueron casos aislados, desapariciones y muertes aquí y allá. Los periódicos y los noticiarios relataban lo ocurrido en su sección de sucesos. Hasta que un día no pudieron ocultarlo, ocurrió en un lugar público, unos grandes almacenes, las cámaras lo grabaron todo. El pobre bastardo no tuvo ninguna posibilidad, y aún contando con un arma de fuego, fue despedazado poco a poco por aquel... ser, se distinguía perfectamente la piel rasgándose como un trapo viejo, los pataleos estúpidos y grotescos, deformándose poco a poco hasta quedar reducido a un amasijo retorcido de carne y huesos. Las primeras personas que le vieron, enloquecieron al instante, pues se rumorea que el vigilante aún estaba vivo... que después de tan espantosa muerte, después de que su cuerpo fuera mutilado hasta tal extremo... su cara aún seguía balbuceando y canturreando de manera macabra, mientras descansaba sobre sus propias vísceras.

Al cabo de un tiempo, crímenes parecidos se sucedían en todo el mundo. Los gobiernos, alarmados, intentaron manipular la información. Algunos les creyeron, y otros, quienes habían visto los restos de sangre, los coches patrulla, los cordones policiales... sabían que era una mentira.

Leyendas urbanas, mitos oscuros, cultos aberrantes... todos ellos tomaron forma, en la mente y en el cuerpo de la sociedad. A nadie se le ocurrió que todo comenzó por un político ávido de poder, en cuyos retorcidos pasatiempos incluía la adoración de aberraciones que siempre están a la espera de que algún necio les abra las puertas de par en par. La tentación del poder, siempre es demasiado poderosa.

Aquellos que hemos conseguido sobrevivir a una de estas abominaciones las hemos llamado: 'Sacerdotes'. Aunque no soy capaz de recordar muy bien, reconozco que no intenté fijarme demasiado, únicamente corría por mi vida. Aún resuenan los ecos de ese... cántico gutural, de esos lamentos inconexos pero sobre todo aquel chapoteo infernal, aquel olor a podredumbre y ese manto acuso de oscuridad que lo envolvía por completo.

Pocos conocemos la verdad, y menos aún los que hemos sobrevivido a este bautismo de locura y sangre. Nos comunicamos a través de las nuevas tecnologías, exponemos nuestros casos y nuestras investigaciones... pero también sabemos que han lanzado a los perros de la guerra tras nosotros, y que poco a poco nos darán caza...

Una única advertencia antes de marcharme… los vértices, pueden entrar por los vértices de nuestras habitaciones… si algún día escuchas el eco un cántico religioso que no reconozcas seguido de un chapoteo y un lamento… corre, no dejes de correr...


PS: Reconozco que más parece la sinopsis de algún tipo de película o de libro más extenso... pero bueno, una historia ficticia de vez en cuando, tampoco viene mal. La imaginación es lo único que no me podrán quitar ;D

11 comentarios:

CalidaSirena dijo...

Me gusta tu imaginación, me gusta como relatas y me ha gustado tu relato corto, estoy deseando leer más..
Es cierto la imaginación, eso nadie nos lo puede arrebatar y es algo que deja que nos liberemos en momentos de agotamiento, de tristeza...
Un besito muy cálido

Revueltillo dijo...

lo bueno si es breve dos veces bueno, simplemente querías esbozar una historia un relato, de que sirven las trilogias si no tienen contenido? para nada

no dejare de correr pero no se hacia donde


post data: si quieres mi msn lo tengo en mi blog es con gmail, asin de raro soy, por estos lares ando perezoso... ya sabes quiero que me trepanen el cerebro

Juancho dijo...

Muchas gracias, Cálida Sirena.

Aunque reconozco que a veces soy muy recursivo; pues soy fan de H.P Lovecraft y sus Mitos. Con el tiempo intentaré escribir de todo un poco.

Pero con comentarios como el tuyo te aseguro que me animo bastante a seguir en la brecha.

Un besazo enorme.

PS: Y sí, lo sé, tengo que acabar la trilogía de El Paso en Falso. Pero no tengo muy claro cómo terminar la historia.

Juancho dijo...

Vaya, según comentabas tú Revueltillo, lo hacía yo también.

Bueno son pequeñas historias que me vienen a la cabeza.

Y como bien has dicho, las trilogías sin contenido... pero como ya he dicho, sigo trabajando en el final de El Paso en Falso

Un saludo :)

NiñoMalkavian dijo...

El sueño de la Razón produce monstruos, cosa distinta a que haya que dormirse para que aparezca.

En fin, todo se relaciona, y si te descuidas, se colarán en tu casa como una sombra y te enloqueceran cual banshee...

...eso si, con canto gregoriano

Juancho dijo...

Bienvenido a La Tinta y el Tintero NiñoMalkavian.

Tal vez existan esos monstruos en nuestra imaginación... pero ¿y resultan ser reales?

Siempre me gusta la sombra de la duda... y más con estos temas. Soy un excéptico dispuesto a dejarse convencer.

Por cierto, Malkavian me suena a algo relacionado con vampiros... ¿me equivoco?.

Un saludo

Inocencia prohibida dijo...

Después de leer este relato voy atener cuidado con los vértices de mi habitación... con lo miedosa que soy jajaja.

Me ha gustado mucho tu relato. Tienes razón la imaginación y las ideas son nuestra única y verdadera libertad.

Un abrazo fuerte

Inocencia Prohibida

Juancho dijo...

Me alegra que te haya gustado este pequeño relato ;D

Tal vez, dentro de nuestra propia imaginación... sea el único lugar donde realmente seamos libres.

Un abrazo y beso fuertes.

lágrimas de mar dijo...

me ha gustado mucho el relato, y si, tu imaginación siempre será tuya

un besote grande

lágrimas de mar

Juancho dijo...

Gracias por los comentarios, Lágrimas de Mar, se agradece que te haya gustado :)

Un beso

NiñoMalkavian dijo...

¡Muy buenas!

Si,es un clan del juego de rol de Vampiro.

Concretamente el de los incomprendidos, aunque la gente piense que están locos. Cosa de ver la paja en el ojo ajeno.