martes, 27 de mayo de 2008

La Tinta, el Tintero y... el Sextante

Cómo empezar... veamos, intentemos repasar mi pequeña agenda. Continúo en mis trece, auto analizándome, y hoy me he impuesto un ejercicio. Uno que intentaba esquivar desde hace tiempo. Voy a socializarme, y a ver que sucede.

La mañana ha transcurrido sin pena ni gloria, maldito trabajo, como me gustan estos empleos en los que todo el mundo se cubre las espaldas y en cambio a ti te dejan con el culo al aire. Todo lo haces mal, todo es mejorable, y formamos parte de una gran familia cuyos empleados están perfectamente lobotomizados. Lo dan todo, bueno, dan su vida a cambio de la sonrisa o aprobación del jefecillo de turno. ¡Ah! y pobre de ti como te trinquemos con algo fuera de lo normal, prepárate chaval que aún no sabes lo que es pasarlo mal. Por supuesto, con nuestros magníficos horarios regresarás a tu casa con el tiempo suficiente para cenar... y a la cama. El vaso de Cola Cao es opcional.

Entre idas y venidas, bajo a tomar un café, como siempre, a las once de la mañana. En un bar donde ya me conocen, y nada más entrar me sirven mi estimulante bebida con sacarina. Alguna vez he pensado en darles el cambiazo y pedir otra cosa, un té americano, por ejemplo, que me encantan. Pero siempre lo tengo asociado a algo mas hogareño, algo con quien compartir. Me sabe a tranquilidad, aunque su efecto sea todo lo contrario.

Pero me estoy desviando, la cuestión es que al salir he topado con unos compañeros y hemos vuelto juntos. Comienza el ejercicio.

- Si es que el Madrid no ha hecho un cagao. - sentencia uno.
- ¿Por qué te has rapado la cabeza? Pareces un skin head, tío. - argumenta otro mientras se ríe.
- Porque me ha salido de los cojones. -
- Oye, ¿vais a ir a los juegos de empresa? -

Oh mierda, me esta mirando. - No, tengo cosas que hacer. - Y siguen con su maravillosa conversación.

- Pues la actriz X tiene unas peras que yo me la follaba todos los días. -
- Sí, ya te digo, esta bien buena. El otro día me crucé con la novia del jugador X en el Corte Inglés de Velázquez, joder, otra que también esta pa'reventarla.

Me mantengo un paso o dos por detrás del grupo principal, junto a mí, otro compañero que ríe las gracias del resto y de vez en cuando opina. Pero yo me veo incapaz, os lo juro, lo he intentado. ¿Alguien me puede echar una mano? ¿Qué se supone que tengo que decir? ¿Que me gusta la fotografía? ¿Leer y/o escribir?

Resulta ligeramente agobiante, únicamente consigo enlazar síes, noes o nosé/nocontesto. ¿Realmente sus vidas giran en torno a eso que dicen? ¿Qué tiene de especial? Las actrices son actrices, punto. Los jugadores de fútbol son jugadores de fútbol - aunque me reservo la opinión que tengo sobre el 'deporte rey'. -. Reconozco que mis conversaciones no son lo mejor y más entretenido del mundo. Pero noto que algo falla, me falla.


Supongo que por eso no me han invitado a salir de fiesta con las chicas de recursos humanos, jo que pena, nunca seremos amiguitos. Tal vez, por eso las de recursos humanos/administración me miran como si fuera un bicho raro, ¿por mis gustos estrafalarios? ¿por qué no les sigo el juego? Puede, pero sinceramente no me importa.

Justo antes de subir, alguien tira de mi manga. Miro a mí alrededor y... ¡vaya! Soy yo mismo, dios mío, tengo 4 años. Mi mirada es inquisitiva, aunque muestra un profundo respeto por alguien que es mayor que (yo) tú. Es el desafío latente de alguien que posee el valor de enfrentarse al poder establecido, pero espera el momento de mostrar sus cartas. Le (me) sonrío. ¿Mi mirada era así cuando era tan pequeño?

- Siempre has estado aquí, ¿verdad? - Asiente. - ¿Qué tal? ¿Progreso adecuadamente? -
- Muy deficiente, te veo en Septiembre. -
- La leche, otro verano pegado a los libros. -

Y me río, no de ellos... si no de mí.

7 comentarios:

CalidaSirena dijo...

Es bueno reirse de uno mismo, pero no cuando esa sonrisa tapa la tristeza..
Hay días en que uno piensa que no tiene que ver nada con los demás, que la gente que te rodea es insulsa por sus conversaciones o porque sientes que su vida no tiene más emocion que las cosas que cuentan y entonces piensas, que tristeza..
Estos días son días grises, pero pasarán y vendrán otros en que todo eso no te importará,porque estarás disfrutando en tu mundo de alegría y felicidad..
Un cálido beso y un fuerte abrazo
Siempre me encanta como te expresas en tus post.

Carlitos Satan dijo...

De vez en cuando echo un cable en una tienda. El caso es que por allí paso hace unos días un tipo que es cliente habitual con el que, por sus gustos y aficiones, nunca he sido capaz de cruzar más de dos palabras por lo que al final siempre acabo evitandole. El caso es que ese día estaba fuera fumandome un pitillo cuando salió el tipo en cuestión, se encendio un cigarrillo y comenzo un incomodo silencio que rompí yo sacando a colación que unos días atras de este encuentro habia estado viendo un partido de futbol del equipo del que este cliente es habitual. Ojo, no estaba mintiendo, fuí por empeño de un amigo y me aburri casi tanto como en una clase de la facultad. Cuando termine de contarle que habia estado en el campo me dijo que tenía un bar en el estadio y que me tenía que haber pasado a lo que le dije que tenía pensado ir más veces... me miro y me dijo: "la liga ha terminado".

Se pilla antes a un mentiroso que a un cojo asi que te pido que nunca se te ocurra mentir para mantener una conversacion que viene a soplartela bastante.

Juancho dijo...

Cálida Sirena, supongo que aunque estes pasando una mala racha lo primero que has de hacer es reírte de ti mismo. Aunque claro, nunca lo debes usar como escudo. ;D

Un beso. :)

Carlitos Satán, cuanta razón tienes. Intentar seguir una conversación por "presión social" es la mayor cagada que puedes cometer. Y menos aún cuando se desconoce el tema. ;D

Un abrazo. :)

Penélope dijo...

Yo en la pelu tengo distintas frases que me funcionan a la perfección cuando alguien decide creer que su vida me importa casi más que la mía propia o que realmente no me la trae al pairo sin el vecino del 5ºB se ha enrollado o no con la señora del 1ºA.
Son las siguientes:

- Eso es como todo.
- Es que es eso.
- Ya ya, te entiendo perfectamente.
- ¿Sí?, no veas, ¿no?
- Ya ya, es lo que tiene.

A mí me funcionan. No sé.


Un beso.

P.D.: Si creyera que el sol saliera para todos por igual, ¿a qué colocar el adjetivo de egocéntrica de mierda en esa entrada?

Juancho dijo...

Penélope, tomo nota. A ver si para la próxima consigo sacar algo en claro. ;D

Un beso. :)

PS: Porque supongo que en ese momento, sería algo maravillosamente egocéntrico. Aunque después, es algo que carece de toda importancia.

liv dijo...

Que bueno por favor.. me he reido con todo el humor negro-ironico-sarcástico que expones jaja...

sinceramente en estas situaciones, o nos sale la vena interpretativa para escurrir el bulto, o nos hacemos los fantasmas-disimulados..
Aunque les dijeras que te gusta la fotografia, la lectura o la escritura... se quedarian igual, con la misma expresión de patatas que les caracteriza.

y viendolo asi jeje, prefiero los raritos antes que las patatas..

besetss¡¡

Juancho dijo...

Liv, en cuanto la situación no nos favorece o nos sentimos fuera de lugar... todos recurrimos a nuestras mejores dotes de interpretación. Jejejeje ;D

Un beso. :)