jueves, 8 de mayo de 2008

La Tinta, el Tintero y... la Tormenta

Vaya, ¿qué haces tú por aquí? Intenté perderme, pero no huir de ti. Siempre eres demasiado quisquillosa, no todo lo malo que me ocurre tiene como epicentro tu hermoso cuello. No te quedes ahí parada, quiero comprar muchas cosas antes de que el sol susurre que tenemos que partir. ¿Te gusta esto? Es una tontería, tienes razón, busquemos entre los libros de ocasión; a ver si por casualidad alguien ha puesto en venta mi corazón.

¡Hey! De que te ríes, ¿me dejas ver? Vaya, hueles a frambuesa, adoro ese olor; aunque si te soy sincero, sobre tu piel... la vida siempre se ve de otro color. Joder, como me gusta cuando te sonrojas y sacas las uñas. Te juro que nunca me canso, es cierto, y te pongas como te pongas noto que me tienes enganchado, aunque supongo que como de costumbre terminarás por alejarte de mi lado.

¡Eh! Tengo una idea genial, vamos a Gran Vía, conozco un lugar que tal vez no conoces, sirven unos zumos riquísimos; creo que tienen todos los sabores. No entiendo por qué pero todos y cada uno de ellos me dejan cierto regusto que me sabe a ti; desde el más dulce al más amargo... siempre que paso por delante, paro y me tomo uno. Lo paladeo despacio, que manía ¿verdad?, pero así puedo recordarte cuando no estas a mi lado. ¿Te gustan? No me mires así, o ahora seré yo el que se pone colorado. Para vengarme, tendré que susurrarte cuánto te he añorado. ¡Ay! No pellizques, no vaya a ser que las caricias se nos vayan de las manos...

¿Comprarte ropa? ¿Ahora? Claro, por qué no, cada vez que te veo salir de los probadores con las camisas deslizando por tu vientre el tiempo se para en tu ombligo, seguiría más hacia abajo pero no quiero salir a la carrera con todos los de seguridad gritando. Ese conjunto te queda genial, ¿no es un poco caro? Bueno, no importa, te lo pago yo, sólo prométeme que no me harás otro desfile de modelos en el salón, sabes que sería imposible resistirme y te tendré que castigar.

El cielo nos avisa, va a apretar el interruptor, de día gris a noche de tormenta. No te sorprendas con lo que te voy a decir, pero vente a mi casa, te invito a cenar... no me digas que no. Esta vez, incluso me verás planchar, no te rías, te lo digo en serio, pero si estas tú no tendré que almidonarme el corazón. Ensalada y algo para picar, pondré la música bajita. No pongas excusas, mañana yo también tengo que trabajar. Vamos al sofá, me apetece oír al cielo gruñir y gritar, notar el flash de cada foto que nos intenta lanzar, ¿saber por qué tiene celos? Esta noche, si te quedas tú, a él no se lo tendré que contar. Déjame agarrarte por la cintura, sabes cuanto me gusta llegar a tu pelo, respirar su aroma, mientras te susurro al oído desde el cuello porque estuve tan triste, por qué me hicieron llorar, por qué estuve abandonado, por qué me perdí en la cara oculta de la luna, al otro lado de su corazón. Fueron otras faldas con otro mirar, supongo que fui un estúpido al creer que alguien me llegaría a amar.

Mañana por la mañana mentiremos para no ir a trabajar.

Vamos, quédate conmigo, sólo a tu lado puedo empezar a soñar.

10 comentarios:

Penélope dijo...

Yo me quedaría, sin duda.

Me ENCANTA las frases que utilizas, en serio, ya sé que soy pesada y tal pero me la suda, cuando algo me gusta lo digo en voz alta y tantas veces como haga falta.

Un besazo.

Juancho dijo...

Penélope, no eres pesada jejeje pero digo yo que algunas veces mis entradas no serán tan buenas ¿no?

Con comentarios tan agradecidos como los tuyos da gusto seguir escribiendo... ;D

Un abrazo y un beso enormes. :)

PS: Me acabo de dar cuenta de que metí la zarpa con el acento de tu nombre... jejeje pero ya esta corregido :P

Revueltillo dijo...

Maestro le gusta el sadomaso... le gusta dar tarascadas y que le arañen, le gusta la mordacidad... le gusta engatusar doncellas y a ellas que las engatuse

Me ha encantao.


*no te apures le diré al jefe que estás enfermo ;)

Juancho dijo...

Revueltillo, siempre hay que ser un poco "diablillo", así le añades un poco de sabor a la vida... ;D

Un abrazo muy fuerte. :)

Diluna dijo...

Es la primera vez que te leo y me encantó tu estilo, tan cotidiano pero tan original a la vez. Y eso de que el cielo toma fotos con flash estuvo genial, me encanta la luz que desprenden los relámpagos. Un beso!

Juancho dijo...

Bienvenida a La Tinta y el Tintero Diluna.

Me alegra que te guste... ¿y sabes qué? También adoro las tormentas ;D

Un abrazo y un beso muy fuertes. :)

lágrimas de mar dijo...

Imposible decirte que no, sí, me quedo a tu lado

;)

Besos grandes

Lágrimas de mar

Juancho dijo...

Lágrimas de Mar, esta bien pero prometeme que no te reirás si me ves planchar... que las camisas se me dan algo mal. :P

Un abrazo y un beso muy fuertes. :)

Nohema Rios dijo...

Hola Juancho!!!, me encanta la idea de que el hecho de conocer más tu ciudad me ayude para entenderte más. Con sinceridad te digo que eres un poeta, un eterno enamorado, gracias por compartirnos todo eso que está dentro de ti. Abrazos!!!

Juancho dijo...

Nohema Rios, como se suele decir... De Madrid al Cielo. ;D

Tanto como un poeta, no sé yo. Pero si he de agradecer algo es a vosotros que siempre estais ahí. :)

Un abrazo y un beso muy fuertes. :)