miércoles, 21 de mayo de 2008

La Tinta, el Tintero y... la Almohada

Está bien, voy a intentar cambiar el chip. Por una vez, sólo una vez, intentaré comportarme tal y como debería de ser. Simplemente por ver el mundo al otro lado del espejo.

Bien, por donde empezamos. ¡Ah sí! Supongo que comportándome como un auténtico descerebrado, ¿no? Mmmm resulta bastante curioso, la gama de colores se ha reducido blanco y negro. Todo se moldea bajo una única visión, YO. De hecho, tus estúpidos sentimientos no importan una mierda, el As o el Marca resultan bastante más atractivos que tus jodidas paranoias. Y por cierto, ya te podías parecer a la chica de la contraportada, porque esta claro que estas bastante mal andando por ahí en pijama.

Compórtate, ¿quieres? No me dejas escuchar los resultados de los partidos, joder, ahora no sé que ha hecho el Villa real. ¿Estas contenta? Bueno, que más me da en breve me voy al gimnasio. En dos horas vuelvo, supongo que me quedaré con los amigos a tomar unas copas. Que chispeante resulta todo, en la calle no veo más que fracasados. Gente patética que no tiene ni puta idea de qué hacer con sus vidas.

Pero yo soy un triunfador, mi ego me lo recuerda cada minuto, malditos greñas, mira ese que gordo y encima esta sonriendo... de qué cojones se estará riendo ese gordo seboso. Y anda que la otra, menuda golfa, siempre a la última y no sabe ni como vestir. Que pena de gente. A ver si entreno un poco los músculos, y me desahogo. Que luego me toca ir de juerga con estos, ya verás como nos terminamos liando con alguna que no tiene ni idea de donde esta su mano derecha pero que calza un culo cojonudo. O a lo mejor viene de dura, que más da. La conquistaré con mi mejor actuación, la de tío comprensivo o cualquier otra. Siempre caen.

Acabo de perder el gusto por lo nuevo, eso es para frikis de mierda. Mira que desperdiciar el tiempo con esas gilipolleces, así no conseguirás nada. A ver, qué mierdas lees. Joder, pero que es esta basura, ¿la Saga de… qué? Disparitos y chorradas de esas, como no. Si es que no se puede hablar contigo de nada. Y fíjate como me ha mirado esa. Ahora estoy algo liado, pero si quiero me la cepillo, vamos, como te lo digo.

¿Has visto? Es alucinante, soy capaz de reducirlo todo al: bien para mí o... bien para mí. Nada falla, todo se encuentra en su sitio. En el trabajo soy el rey del mambo, curro poco, gano mucha pasta para comprarte las cuatro tonterías que te tienen contenta y encima me van a ascender gracias al esfuerzo de los demás. Por cierto, creo que mi jefa me esta tirando los tejos, y la de administración también. Si es que soy la leche. Y eso que todavía no has visto mi nuevo coche…

Esto es la hostia, mis preocupaciones se han reducido al mínimo indivisible, me preocupo de mí y cuatro tonterías más. El resto del mundo es un objeto de usar y tirar. La vida me da todo lo que necesito, y si alguna vez quiero algo más, únicamente tengo que usar una de mis muchas caretas, tan bien ensayadas, para que me lo sirvan en bandeja de plata. No sé como no me he dado cuenta antes, ¿que estas enfadada? Tranquila seré cariñoso, ¿que quieres discutir? Paso, eres una histérica. ¿Que quieres algún detalle? Eso lo tengo muy bien estudiado, conozco tus debilidades y como aprovecharme de ellas. Total como tú, a patadas y cuando quieras te lo demuestro.

Lo único malo es cuando regreso a casa, el tema de conversación poco o nulo, y por supuesto sorpresas cero. Creo que me voy a ver la tele un rato, supongo que pondrán algún partido, o llamaré a alguno de estos y nos vamos a tomar unas cañas. Tú si quieres sal a comprarte algo que...

Un momento, un momento... creo que algo falla en este chip, no lo tengo demasiado claro, pero ¿esto causa algún tipo de daño permanente? Espero que no, aunque no tiene que ser tan malo si casi todo el mundo lo usa, ¿cierto? Pero, ¿sabes lo que te digo?

Que le den mucho por el jare al chip y a la madre que lo parió, me quedo donde estoy. Y si tampoco te gusta... aire.

7 comentarios:

Penélope dijo...

Te seré sincera: me ha dado asco el tío de la entrada pero desgraciadamente hay muchos impresentables así sueltos por el mundo.

No, no todos llevamos ese chip que describes.
Afortunadamente, claro.

Juancho dijo...

A que sí pero asquísimo... parece que los que no estamos lobotomizados somos una rara especie en peligro de extinción.

Una verdadera pena...

Un abrazo y un beso muy fuertes. :)

Ayshane dijo...

es cierto, hombres como esos existen y lo peor es que algunas lo admiten a su lado...

me ha gustado tu blog, volveré, seguro...

besos

CalidaSirena dijo...

Te prefiero con tu chip original, no me gustan las copias, y menos si son tan malas como la del que nos has mostrado...
Me gustas tal como eres..
Un besito muy cálido

Juancho dijo...

Ayshane, supongo que sus razones tendrán para estar al lado de personas así - que no sólo los hombres nos comportamos de esa manera -.

Un abrazo y un beso muy fuertes. :)

Cálida Sirena, a mí también me gusta como soy - a veces :P -, eso de ser el más mejor no va conmigo. ;)

Un abrazo y un beso enormes. :)

Revueltillo dijo...

vivimos en el mundo de los hombres de papel usar y tirar... menos mal que algunos seguimos siendo presistentes a las aguas de la uniformidad y de los canones que nos intentan imponer
?hay que ser normal para encajar? pues me quedo fuera... lo siento :)

*que daria yo por un tema de conversacion interesante

lágrimas de mar dijo...

Un cambio muy drástico, yo también te prefiero como tú eres

muchos besos y cariños para el finde

lágrimas de mar