miércoles, 4 de febrero de 2009

La Tinta, el Tintero y... la Voz

Odio que la esperanza me sobrevuele con tanta facilidad. Una mente que no cesa ni un minuto de imaginar; me gustaría conocer cual es precio que he de pagar para convertirme en una persona normal. Si el límite de la tarjeta de mi personalidad es el problema, no te preocupes que con una llamada al banco de la incredulidad lo podemos solucionar.

Un par de días atrás conseguí pasar página, de las pocas que pude acabar. Escuché las pocas voces amigas; por enésima vez gritaban que no cruzará esa línea, nada cambiaria. Les hice caso, me fié, porque me encontraba atado de pies y manos.

Al pasar la página me topé con su recuerdo, me ilusioné con el juego de manos de un malabarista de tres al cuarto. ¿En qué coño estaría yo pensando? Hemos cruzado, cuántas, tres o cuatro palabra en casi un año. Cada mirada suya se clavaba en lo más profundo del acantilado donde se empeña mi corazón en seguir matando el rato. ¿Qué pretendías con todo esto? ¿Que acabara bien? De sobra conoces lo que oculta el dichoso papel de regalo.

Volverás a escuchar el mismo cuento triste, lágrimas repetidas que se deslizan por puños crispados, aquellos que nunca tuviste el valor de abrir ni para ti ni para nadie. Tranquilo, una noche te convertirás en ese bufón que sacan de su torre para lograr que el resto del mundo se sienta un poco mejor.

Un intercambio de miradas, algún que otro: 'Ya nos volveremos a ver.' o, tal vez, dispare a dar con esos dardos envenenados que rezan: 'Siempre le caíste genial.'

Bufón, vuelve a tu encierro, sigue escribiendo para tus adentros. Continúa jugando a ser alguien con una vida normal. Sueña con lo que nunca podrás alcanzar. Porque las únicas que te escuchan son estas páginas en blanco y las pocas gotas de tinta, que de pura pena, una vez se suicidaron contra ellas.

5 comentarios:

Henmex dijo...

por favor no gastes ni un chavico en esas cosas, asi tal cual eres estas estupendo, si es cierto que a todos nos pasa que nos llega el hartazgo pero sigue asi porfi... asi te queremos.


un saludico de un fan incondicional que ya cotizara por antiguedad

CalidaSirena dijo...

A mi me encanta como eres, a pesar de esos tappers de mama, jajajaja..
Un besazo enorme mi querido amigo

Juancho dijo...

Tranqui que no lo haré... ;) antes muerto. Eso no me lo quitará nada ni nadie.

Pues tienes razón, dentro de poco tendrás carnet de socio vitalicio jejeje

Un abrazo, Henmex.

Jajaja oye y lo buenos que están... :P No te preocupes que no cambiaré.

Un besazo, Calida Sirena.

MO dijo...

Nunca, en la puta vida, pienses que no vas a alacanzar los (tus) sueños porque entonces, Juancho, todo se volverá una auténtica mierda.

Llevo escribiendo en esto de los blogs desde hace tres años.
El blog que tú lees actualmente es el séptimo.
He conocido a MUCHAS personas en cada uno de ellos.
¿Sabes cuánta gente me llevo de toda esta mierda? TÚ.
¿Sabes lo rara que soy y, peor todavía, lo selectiva al escoger a quién quiero (o no) mantener a mi lado?
No vuelvas a decir que eres un bufón y mucho menos te sientas que no eres nadie ¿vale? porque eres la HOSTIA, Juancho, y no permitas que ningún mindundi (sea hombre o mujer) te haga sentir lo contrario.


MO.

P.D.: Sabes, además, lo mucho que a mí me cuesta decir este tipo de mamonadas así que espero las veas y recibas con total sinceridad.

Juancho dijo...

Recogidas con toda sinceridad...

Un beso, MO.