miércoles, 9 de julio de 2008

La Tinta, el Tintero y... el Calcetín

Mientras estaba en la consulta del médico alguien ha entrado en mi habitación. Alguien que no sabía muy bien lo que buscaba pues lo ha dejado todo patas arriba. Mis libros desordenados, bueno, un poco más desordenados, las películas tiradas por el suelo, los cajones de la ropa completamente revueltos y la cama sin hacer - ¡ah no!, eso no, ese he sido yo -.

Cuando me disponía a recogerlo todo me he dado cuenta de un pequeño detalle: ha encontrado el cajón de tus recuerdos y parece que se ha entretenido bastante. Ha esparcido todas tus cartas, todas esas cartas de conversaciones interminables, de sueños que se quedaron en la cuneta, de sueños inconfesables, ocultos a miradas indiscretas, afianzados con nuestro puño y letra. Las ha ido dejando por toda la habitación, revueltas entre mis sábanas y algunos aplastadas contra ese rincón. Una por una las he ido leyendo, recordando todos aquellos momentos que una vez decidimos enviarnos con el matasellos de a cincuenta pesetas la ilusión. ¡Qué barato era! Y ahora que las leo desde un punto de vista distinto consigo ver como poco a poco todo se convirtió en humo, en cenizas, en noches de amargura pero lo peor de todo es que pasó sin que yo quisiera darme cuenta.

Después de recoger las cartas junto a un montón de trastos, descubro que también ha esparcido tus fotos, todas forman un divertido collage por encima de mi colchón. En cada una de ellas he visto el reflejo de lo que nos perdimos, de lo que ganamos, de lo que todo lo que nos costó. Y al final, de lo extraño que me pareció verte sin el brillo de tus ojos aquel día de finales de mayo. Todo fue tan rápido que no tuve tiempo de reaccionar, aunque algo dentro de mí me lo venía advirtiendo pero yo, soñador sin remedio, me negaba a escuchar, me negaba a creer que todos mis sueños se iban a acabar. Aquí estoy, devolviendo todos esos momentos a su rincón, pensando en todo lo que pudo haber sido pero jamás sucedió.

Ahora que te he terminado, ahora que todo vuelve a estar en su sitio me quedo pensando en quién pudo haber sido, tal vez deba llamar a mi Conciencia o tal vez pudo ser la Melancolía; lo pienso mejor y voy a lagar a Resentimiento de mi habitación que siempre esta chinchando esperando ver mi reacción. ¿Pues sabes lo que te digo? Mira, ¿ves todos estos recuerdos? Directos a la basura, que ya estoy cansado de ver como disfrutas echando sal y vinagre en la herida. Me toca mover ficha, y sé muy bien a quien voy a llamar que tengo ganas de dar una vuelta, de quemar mi dinero junto a alguien que no me conozca, que no sepa de donde vengo, ni le importe a donde iré. Si quieres te quedas ahí donde estas, pero esta vez, te lo juro, no me vas a acompañar. Ya veré donde amanezco, y al menos por una vez quiero ver la sonrisa de una mujer que no conozca... sólo por variar.

Un momento, suena el teléfono - ¿Ahora? Está bien, en tu casa a menos diez. No sabes lo que me acaba de suceder, no te lo imaginas. Bueno luego te cuento que tengo que sacar una bolsa de basura llena de mis antiguas penas. -

10 comentarios:

CalidaSirena dijo...

Eso es bueno, sacar todas las penas que llevamos dentro y quedar como nuevos, para seguir viviendo con fuerza y sin nostálgias de por medio..
Ojalá fuese tan fácil hacerlo, como sacar la basura, todo sería más fácil..
Besos y abrazos cálidos

Anónimo dijo...

Yo si fuera tú me quedaría haciendo guardia a la espera de que apareciera el camión de la basura para asegurarme de que se lleva la bolsa. Nunca se sabe.


MO.

Juancho dijo...

Pues sí, vivir sin los fantasmas del pasado nos quita una carga de encima bastante importante para afrontar lo que nos venga por delante.

Un besazo, Cálida Sirena.

Y más que guardia, si pudiera le prendería fuego... que nunca se sabe. ;D

Un besazo, MO.

La Puntita del Tacón dijo...

mmm puedes darme un poco de tu tinta, resalao?

Juancho dijo...

Bienvenida a la Tinta y el Tintero, La Puntita del Tacón.

Claro, sirvete a tu gusto, si será por tinta... :)

Un besazo.

Carlitos Satan dijo...

Pues nada, a cada día que pasa me va gustando más y más no solo lo que escribes, si no como lo escribes.

De seguir asi me tatuo tu url junto al titulo de alguna cancion.

Juancho dijo...

¿Mi url junto al titulo de alguna canción? Eso me lo tienes que explicar.

Y bueno lo que escribo... a veces es porque me dejo llevar, nada más. ;D

Un abrazo, Carlitos Satán.

Sara M. dijo...

Bien hecho.
Que las cadenas las lleven los fantasmas.

Un besazo

Juancho dijo...

Que lleven lo que quieran pero que me dejen en paz de una vez. Jejejeje ;D

Un besazo, Sara M.

Carlitos Satan dijo...

Nada, no le des mucha importancia, es que ultimamente escucho mucho a Tom Waits y creo que puedo decir cosas como las dice el.