viernes, 20 de junio de 2008

La Tinta, el Tintero y... la Flor

Hoy, precisamente hoy, puedes hacer conmigo lo que más desees, no me negaré. Esta vez quiero, necesito, perderme entre tu piel, entre tu pelo, entre tus curvas de mujer. He caminado mucho entre ciudades que ocultan su vida, edificios siniestros, entre personas vivas y muertas, entre aquellas que su rumbo fijo se lo marcan las estrellas. Hablé con almas perdidas, como la mía, intentando encontrar el camino de vuelta. Algunas me llevaron lejos, entre sábanas perversas o llantos interminables; mientras que otras se quedaron jugando mientras nos espiaba la luna.

Descubrí los sinsabores de una vida normal y las locuras que comete la gente cuando ha rebasado el límite de la realidad. Sé que es un imposible, que nunca se cumplirá; pero continuo en mis trece por si alguna vez te apetece estar junto a mí y ver lo que nos depara el destino. Vamos, anímate, únicamente te ofrezco un par de manos vacías, las de un soñador inconformista, las de alguien que jamás encontrará su lugar. Sólo existe una condición: nunca más volverás a mirar hacia atrás; el camino será aburrido, otras veces divertido, y tristes las que menos; pero al menos estarás allí conmigo, contigo; mientras noto como sueñas cuando estamos dormidos.

Voy a buscarte a la salida del trabajo, ahora que tengo tiempo, tengo ganas de darte un susto y notar como me fundes con tu mirar, aún queda mucha tarde por delante, quiero mostrarte lugares que ya conoces, pero esta vez atrévete a míralos de una forma diferente, relájate y disfruta del viaje, ¿lo has notado? Todo ha cambiado, ya nada parece lo mismo y lo que antes eran bloques de cemento gris ahora son un patio de recreo para ti y para mí. Quien llegue el último paga la siguiente copa, pero no vale correr, sólo pararse en cada escaparate y contarnos algo que nos haga sonreír.

Beso, verdad o atrevimiento, ¿te acuerdas? Está bien, está bien, empiezo yo: ¿verdad que aquel tío te ha hecho llorar? Aquel que jugó contigo, aquel que descubrió tu jugada de tía dura, de tía segura; y cuando se cansó de tu piel se despidió sin más, sin un adiós o un te volveré a llamar. Pero no te preocupes que para eso estamos, al menos él jamás sabrá lo divertidos que son tus pases de modelos, solos en tu casa mientras el morbo y las risas nos enseñan que nunca fue tan divertido pecar. Continúo, ¿te atreverías a pasar una sola noche conmigo? Hasta que los pies se nieguen a caminar, hasta que el sol nos diga que ya es hora de dormir, hasta que tu vecina nos mate con la mirada mientras hacemos manitas en el portal.

Y por último... ¿puedo besarte ahora? Sin pensar, sin desear nada más.

12 comentarios:

bEa dijo...

Los pequeños detalles que rodean nuestra existencia pasan desapercibidos, hasta que un día decides exprimir al máximo cada imagen que esta al alcance de tus ojos... No hay nada mejor, que ver de verdad.


y no preguntes hazlo!

Anónimo dijo...

Dscubrió mi jugada de tía dura, de tía segura pero no tuvo la necesidad de despedirse porque ya me despedí yo de él cuando descubrí la suya.

Una que es... observadora, ya ves.

MO.

Sara M. dijo...

Es cierto, es muy divertido pecar, y más de esa manera.

Besazo.

Juancho dijo...

Bea, esos detalles jamás deberían de pasar desapercibidos. No sé a mi me encantan... y lo haré, no te preocupes. :)

Un besazo.

Mo, entonces te adelantaste a su jugada. Bien hecho, lo mejor que pudiste hacer. ;D

Un besazo.


Sara M, existen muchísimas formas de pecar, pero cuando tienes la suficiente confianza como para dejarte llevar y ver que pasa... entonces ese momento es insuperable. :)

Un besazo

Maria Alexandra dijo...

Hermoso..una declaracion de principios..el reconocimiento de las experiencias...las fortalezas y debilidades...y pr su supuesto..el valor de aquella persona especial..y la entrega que se le profesa...

Precioso texto...hago mias vuestras palabras.


Un beso



Maria Alexandra

LAMENDALERENDA dijo...

Tú no escribes, tú meces las palabras.

Juancho dijo...

Muchas gracias por el cumplido, Lamendalerenda, así, cuando las acuno se quedan dormiditas... y pueden seguir soñando. :)

Un besazo

Juancho dijo...

Maria Alexandra, todos deberíamos de fortalecernos con nuestras experiencias, lo que nos hace débiles y fuertes... pero sobre todo, tener a alguien al lado para compartirlo. :)

Un besazo

CalidaSirena dijo...

Yo también quiero ese beso, sin pensar y sin desear nada más, pues son los besos más intensos y más cálidos..
Besos y abrazos enormes

Juancho dijo...

Mejor perderse entre labios que no entre calles grises. ;)

Ya sabes, Cálida Sirena... siempre que tengas la oportunidad... besa, sin explicación alguna.

Un beso :P

Carlitos Satan dijo...

Juanchoioooooooooooooooooooooooo, acojonante que nos parezcamos tantisimo... la pena es que yo ya desistí de intentarlo por lo que te admiro todavía más.

Mantente.

Juancho dijo...

Jajajaja, bueno no me gustaría pensar que soy el único que piensa de esta manera en todo el mundo. Sería algo realmente triste.

La cuestión es que no debes desistir, yo aun a pesar de todos mis fracasos sigo en la brecha... que como suelen decir: 'Quien la sigue la consigue'

Un abrazo, Carlitos Satan